Bienaventurados seais los que leais estas palabras...

...que en ellas se encuentra el secreto de los placeres del blou, degustenlas y hagan vuestros propios blous...Salud!

Gia

Gia
camezo

Intro.

He pensado crear una entrada para explicar lo que encontrarán en este Blog y el porque del nombre, cosas que van de la mano. Aquí encontrarán de todo un poco, así es mi querido lector, pondré cosas serias y cosas nada serias, para algunos interesantes y para otros simples mama hadas, ah! ahora entiendes el nombre del blog!, muy bien mi joven Padawan. Bien, habiendo explicado brevemente lo enunciado en el párrafo anterior, termino esta entrada...

sábado, 10 de febrero de 2007

Una buena chica y su entorno






Aveces juzgamos a la gente y la satanizamos, pero, ¿cuantas veces nos detenemos a pensar el porque actúan de la forma que lo hacen?

Debemos tratar de entender más a la gente y sus actos y entonces podremos convivir con ellos de manera más armónica, o por lo menos no ser afectados a de la misma manera que nos afectan por tonterías simples.




Así es la historia de una "una buena chica", película que apenas vi ayer, estelarizada por Jennifer Aniston, nos relata la vida de dos personas, una joven mujer casada con un hombre (representado por un actor que para variar siempre sale en papeles de esposo miserable y carente de importancia para su mujer, como lo hizo en Chicago y en esta película).

En resumen es la historia de una joven mujer adúltera que empuja a su joven amante de 22 años a la culminación de su depresión, deshonra y muerte, a simple vista hablamos de una mujer que podríamos pensar es ¡el engendro de Satán!, pero, si nos adentramos en la historia, su propia historia y la de cada personaje, veremos que el único culpable de la desdicha de ambos personajes principales, y la muerte de uno de ellos. no es otro que el entorno.

Ambos personajes son reflejo del vacío y hastío de una vida donde se les ha reprimido toda su vida, ¿les suena conocido?, bueno, por un lado Holden (el joven de 2 años), vive con sus padres y trabaja como cajero de un super, mientras vive con la fantasía de escribir su libro y alcanzar la fama y la libertad que nunca ha tenido, sus padres lo reprimen a tal grado que se vuelve un prisionero dentro de su propia casa, y hermoso prisionero, ya que es un seductor niño de 4 años, la ternura y atrayente imagen de la inocencia y el idealismo a su máximo esplendor enamorado de Justine (Jennifer Aniston).

Por otra parte tenemos a Justine, quien como la mayoría de las mujeres reprimidas, termina por autoreprimirse, casada con un hombre vulgar, adicto, inculto y estéril pobre obrero, pero, de buenos sentimientos (para variar), es también prisionera de su propia casa, ella trabaja en el mismo super que Holden, en el departamento de maquillaje.

Es en este subempleo en el que se conocen y se enamoran, ya que por primera vez ambos se encuentran con alguien a fin a sus vivencias, alguien tan sometido como cada uno de ellos, por fin alguien que los entienda. Holden trata de convencer a Justine de escapar con el, sobre todo cuando ella ya está esperando un hijo suyo y en sus intentos por convencerla es orillado en su desesperación a robar al super y a su familia juntando una cantidad cercana a los 20,000 dólares, entonces le toca a Justine decidir si escapa con el y el dinero o busca una manera de alejarlo y quedarse como prisionera a la do de su esposo.

El desenlace es fácil de predecir, ella le dice a la policía donde se oculta Holden y regresa a casa con su marido, sólo a ver por las noticias como aquel hombre que la amaba y a quien por primera vez amó en su vida, había muerto en el enfrentamiento con la policía, autocondenándose a ser "una buena chica", pero infeliz para siempre y cargar con la culpa por el fatal destino de Holden.

En realidad es una estupenda película más de las que nos muestran lo podrido del alma y la humanidad, quien en nombre de Dios, las buenas costumbres, la moral y demás someten, reprimen, condenan y orillan a los individuos a ser miserables y perros guardianes de su propia miseria.

Después de un periodo de depresión e ira derivados de la película es que vi en Justine reflejados a muchos de mis amigos (as), quienes en su afán de ser buenos (as) hijos (as), hermanos (as), novios (as), etc. dejan de vivir sus vidas y se vuelven sólo una extensión de lo que los demás, en algunos casos su mamá o su pareja o quien sea, piensan.

Es triste, pero, es...
...y regresando al comienzo de esta entrada ya habiendo conocido como ejemplo el porque Justine causa la muerte de su joven amante y amado, es que podemos ver el porque es siempre mejor entender que juzgar, claro que no podemos entender a Jsutine y verla como inocente de sus catos, pero, podemos ver que su entorno es tan culpable como ella, pues si hubiese sido una persona libre y feliz quizá no hubiera actuado de esa forma, lo mismo que la gente que nos rodea, a veces tratar de entender a alguien puede hacer que le hagamos el día y su entorno mejore, mejorando su persona como consecuencia y a veces ya son casos perdidos, pero, ¿que perdemos con intentar?

1 comentario:

* Yope * dijo...

hey hoh!, me alegra leerte por estos lados, jajaja tu y tus peliculas... che! cinéfilo!!!!

besitos!!
te amo mil wey, jajaja!